14 comentarios en “El modificado

  1. Respuesta de Kiko

    Muy bueno el texto y la argumentación, sí señor. Y cierto en muy buena parte. Pero también la historia del modificado podría contarse de otra manera. Que también tiene algo de verdad.

    Imaginemos que el proyecto en cuestión es un puente de difícil ejecución que se debe construir entre dos orillas incomunicadas pero que ya tienen las carreteras hechas y en uso. Es más, es un puente que ya existía pero que cada cierto tiempo se cae y debe rehacerse. Las dos principales constructoras han venido ejecutando esas obras en cada convocatoria anterior, normalmente solas, en ocasiones con algún subcontratista nominado o circunstancial. Resulta que ahora se licita con una complejidad añadida, con nuevos requerimientos y tecnologías novedosas. Los oferentes son conscientes de que cada uno de ellos por separado no podrá cumplir con todos los requisitos y necesitará alianzas. Pero cada uno oferta por separado. El oferente con la oferta mejor valorada, Construcción, Servicios y Obras Espeluznantes (CSOE), no cumple. La entidad contratante insta a algunos de los contratistas a unirse para poder completar todas las capacidades. Hay una nueva constructora, que tiene la tecnología complementaria que le falta al mejor valorado, de modo que juntos sí podrían construir el puente. Para esta empresa nueva, Sociedad de Solteros Constructores (SSC), sería una ocasión única para ganar experiencia de cara a futuros contratos. Y, además, los usuarios a uno y otro lado del río, lo que quieren es el puente, cuanto antes y con una calidad probada, que pueda durar el tiempo establecido en los pliegos. Pero el CEO de esa constructora decide que no quiere prestar su tecnología, tal vez porque piensa que puede sacarle más provecho en otros lares.

    Finalmente, el concurso se declara desierto. Y debe volver a convocarse. En la nueva oferta, CSOE dice que ahora sí va a tener las capacidades sola o con otra constructora pequeña, Obras Peatonales (OP), que apenas tiene experiencia en puentes de parques infantiles. Posiblemente miente o es tan torpe que ha olvidado sus limitaciones. SSC se acerca a otros posibles socios y comete la torpeza de invitar a una empresita experta en explosivos, Voladuras y Explosivos S.A. (VEXSA) a su sede y en una demo que le hace de su experiencia le quema sus naves y, con ellas, sus herramientas y desarrollos tecnológicos.

    Se abren las plicas y la evaluación de las ofertas es muy similar a la anterior. La entidad contratante de nuevo constata que nadie puede ejecutar la obra por sí misma. Tras el abandono del CEO anterior por razones obvias, SSC ofrece ahora su colaboración pero resulta que ya no tiene ni equipos, ni tecnología ni siquiera ingenieros, todos chamuscados en sus pruebas con fuego. La otra gran empresa del sector, Penas, Puentes y Pavimentos, PPP, ni siquiera hace una oferta de sus servicios especializados a CSOE ni le presta unos cuantos expertos que podrían sacar adelante la obra, no sin dificultades. Son enemigos íntimos y eso lo explica todo. Mira con regocijo desde la ladera y sabe que el puente que se construirá sin su ayuda no tendrá la mínima durabilidad, si es que se consigue hacer. Y si no se cae por sí mismo, a su lado tiene a la empresa de explosivos, ansiosa por entrar en juego.

    Así que estamos en una situación sin salida. Y al CSOE solo se le ocurre intentar subcontratar a todo tipo de empresas, sin experiencia ni, en mucho caso, las más mínima gana de construir un puente. Pero claro, tienen una ocasión única para forrarse y empiezan a multiplicar por 2 o por 100 el valor de sus servicios. Ferrallistas, encofradores, albañiles locales, la ferretería del pueblo. Todos subcontratados. Incluso le ofrece terrenos gratis y le paga la mudanza al puticlub que siempre acompaña a las obras, sabiendo que las mujeres proceden de una red de extorsión. O al propietario del ferry, qué maldita la gracia le hace que le construyan un puente. Con este panorama, el CSOE pide al contratante el famoso modificado. O me lo das o no hay obra. Porque si de nuevo convocas el concurso, nada garantiza que haya una oferta ganadora o, incluso, que el precio no se multiplique, conocidas las dificultades encontradas en el terreno, servicios afectados, etc. Y a ambos lados del río sigue llegando gente y se amontona gritando “Queremos el puente ya”. A casi nadie le gusta ninguno de los proyectos presentados, muy alejados de la promesa inicial, pero necesitan al puente.

    Y saben que el puente será una chapuza, que no va a responder a los requerimientos técnicos, de seguridad y de calidad mínimos. Un puente hecho a trozos, con tirantes que no tienen donde fijarse, pilones cimentados en un canto rodado o un tablero más ondulado que la escalera al cielo que tal vez algunos crean ahora poder asaltar.

    Pero no parece que haya alternativa y el contratante, ante esa disyuntiva, decide aprobar el modificado. ¿o es un proyecto complementario?

    Y aquí estamos….

    Me gusta

  2. Pingback: PINpampum – Zihuatanejo

  3. Pingback: Salario mínimo – Zihuatanejo

  4. Pingback: Inmunipunidad – Zihuatanejo

  5. Pingback: Liderazgo inclusivo – Zihuatanejo

  6. Pingback: Caballero del Seiscientos – Zihuatanejo

  7. Pingback: Gafas – Zihuatanejo

  8. Pingback: Roscón – Zihuatanejo

  9. Pingback: Hora punta en el Metro – Zihuatanejo

  10. Pingback: Bisagras – Zihuatanejo

  11. Pingback: Decisiones – Zihuatanejo

  12. Pingback: El valor – Zihuatanejo

  13. Pingback: Zenón, Aquiles y la tortuga – Zihuatanejo

  14. Pingback: Mis renglones torcidos – Zihuatanejo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s