Generales 2019

Susana Díaz, la división del centro derecha, Zapatero, el miedo, el amateurismo y el conformismo han sido relevantes en unas elecciones en las que las encuestas han acertado por una vez. El mayor protagonista ha sido Pedro Sánchez, con una victoria abrumadora respecto de su más inmediato perseguidor. Hay que felicitarle y esperar que tenga un gestión exitosa, ya que de ella nos beneficiaríamos todos los españoles, que tenemos una cantidad enorme de retos delante, aunque de muchos no se haya hablado en campaña.

La clave del éxito de las encuestas lo ha provocado el acierto en el porcentaje de participación. Casi 2 millones de personas más han votado en esta elección, que tenía un censo inferior en 1,7 millones de electores en 2019 respecto a 2016 (34,8 frente a 36,5). Una participación masiva es siempre una gran noticia (sobre todo para el sector más movilizado). La consecuencia la podemos ver claramente en la comparación de los resultados de las elecciones autonómicas andaluzas con las generales. El 60% del casi millón de nuevos votos en estas elecciones en Andalucía han ido a parar al PSOE. Dos tercios al bloque de izquierdas. Y apenas han transcurrido 5 meses.

 GeneralesAutonómicas% Voto nuevo
EscañosVotos%EscañosVotos%
PSOE241.563.82834%331.009.24327%59%
Cs11808.86518%21659.63118%16%
PP11785.19917%26749.27520%4%
PODEMOS9651.16014%17584.04016%7%
VOX6611.22013%12395.97811%23%
TOTAL 4.630.065  3.691.859 938.206

El resultado, no obstante, tampoco sería para tirar cohetes por parte del PSOE. Si lo analizamos por bloques, la victoria del bloque de la izquierda sobre la derecha ha sido por apenas 10 mil votos (el 0,2% del electorado) en un feudo tradicionalmente socialista, pero su premio es de 5 escaños más (el 8,2%). 30 mil votos más de PP y Cs valen 2 escaños menos que los votos del PSOE y 40 mil votos más de Podemos suponen 3 escaños más que los votos de Vox. En las nuevas elecciones, Vox se ha accionado en más de 200 mil nuevos votantes hasta casi superar a Podemos, pero la izquierda ha reaccionado en casi 650 mil, con un PP plano y Cs que también mejora significativamente (150 mil). Susana Díaz abrió el camino a Pedro Sánchez. Vivió su profecía autocumplida al alertar sobre un fantasma muy vivo que le llevó a hacer las maletas del palacio de San Telmo. Sin embargo, su prédica en el desierto de las autonómicas ha sido un oasis para el PSOE en las generales. Parajodas de la vida…

Otra de las claves de las elecciones ha sido la división entre el centro derecha. Mucho se ha escrito acerca de las tres derechas, pero abruma el dato de que PP y Ciudadanos hayan conseguido exactamente el mismo número de representantes en el Congreso que el PSOE (123 escaños), con la diferencia de haber obtenido más de 1 millón de votos extra (un 13,5% más). Ésta ha sido la principal batalla de las elecciones. Ser el primero de los perdedores, con pellizcos de monja entre Rivera y Casado. No obstante (y me parece un error) en el PP se van a fijar más en el dato de que la suma de sus votos con Vox superan los 7 millones (tan solo un 6% menos que el PSOE) pero suponen 33 escaños menos (un 27%). A Vox le cuesta un 83% más que al PSOE obtener escaño (como a IU hace no tantos años). A Podemos un 46%. Los más baratos, los de Bildu y el Partido Regionalista de Cantabria (poco más de 50 mil votos).

 20192016
EscañosVotos%votos x escaño EscañosVotos%votos x escaño 
PSOE1237.480.75528,7%60.8190,0%855.424.70922,7%63.82010,6%
PP664.356.02316,7%66.0008,5%1377.906.18533,0%57.7090,0%
Cs574.136.60015,9%72.57219,3%323.123.76913,1%97.61869,2%
PODEMOS423.732.92914,3%88.87946,1%715.049.73421,1%71.12323,2%
VOX242.677.17310,3%111.54983,4%046.6380,2%  
OTROS382.635.72810,1%69.36114,0%251.659.5206,9%66.38115,0%
  25.019.208    23.210.555   

 Cs ha decidido luchar por la hegemonía en el centro derecha y su principal objetivo (casi conseguido) ha sido desbancar al PP como principal partido de la oposición. Rivera (por fin) ya tiene claro qué quiere ser de mayor. El PP se ha mostrado obsesionado por cerrar la sangría que preveía por la derecha de Vox. Posiblemente haya sido también artífice para que Vox no haya obtenido un resultado más alto, pero hizo más creíble el miedo a la entrada de la extrema derecha en el gobierno y ayudó a que la izquierda se movilizara. Por otro lado, Cs ha obtenido la recompensa del voto más moderado y receloso de Vox. La conclusión va a ser clara, Cs no se puede permitir pactar con el PSOE, ya que estaría en juego su supervivencia y regalaría el centro derecha al PP. La misma disyuntiva en la que estaba el PSOE del “no es no” ante Podemos.

Zapatero fue quien introdujo en España el lema del talante. España es un país muy visceral, en el que se pasa con celeridad de estar exaltado con un problema a ser los más moderados y quitarle importancia en el momento en el que dicho problema se apacigua. Con poco tiempo de margen se genera otro problema y la exaltación se pasa a esa nueva preocupación. Y así sucesivamente. España ha pasado en un tiempo récord de estar hondamente preocupada con las consecuencias de la amenaza golpista (el relator) a poner el foco en el riesgo de la ultraderecha (manifestación en Colón). Menos de una semana. Así, partidos que en otras elecciones se presentaban amenazadoras para la estabilidad han proyectado una imagen de moderación (Pablo Iglesias en los debates es un ejemplo paradigmático), lo que ha casado mucho mejor con la sensibilidad del electorado.

El miedo a la ultraderecha (que se lo han ganado a pulso en algunas manifestaciones, como cerrar cadenas de televisión) ha movilizado a más de millón y medio de personas más a votar en contra de opciones de derecha (PSOE + Podemos + Otros) respecto a las elecciones de 2016, mientras que el perfil más bronco de la derecha apenas ha movilizado a su electorado (100 mil votos adicionales). Torra, Otegi, Puigdemont o el separatismo se consideran un riesgo más lejano que la extrema derecha. El talante típico español también está llevando a que en el País Vasco y Cataluña las posiciones constitucionalistas estén quedando cada vez más relegadas. Es duro, pero nadie quiere recordar los años trágicos del País Vasco y una fuerza como el PP ya no tiene representación, a pesar de su sacrificado esfuerzo por acabar con el terrorismo. La suma de PP, Cs y Vox suman casi el 13% de los votos, pero ningún escaño. Bildu el 16,7% y 4.

También parece sentirse el mensaje de hastío de los ciudadanos por el tema separatista catalán. A nadie le gusta que se mencione de manera repetida a su tierra como fuente de problemas… aunque en realidad los estén sufriendo. Cada vez más personas quieren que se cierre el conflicto sin importar cómo y están dispuestas a ceder a cambio de tranquilidad. Se ha manifestado un rechazo al 155, cuando en realidad son los independentistas quienes más quieren esa solución como salida a un laberinto en el que han decidido encerrarse. También es muy español tener compasión con el perdedor, sobre todo si le espera la cárcel. Nos gusta un final sin vencedores ni vencidos (38% de votos de las camisetas blancas de PSC + Podemos).

Los independentistas han engañado a toda la sociedad catalana, pero lo importante para la mayoría parece ser la tranquilidad. El conformismo. Para ello hay que salvarles. Los indultos y los pactos contrarios al interés general están cada vez más cercanos, sin necesidad de solicitarles empatía. Eso sí, el aspecto más positivo es que los partidos independentistas (ERC, JxCat y Front Republicà) se han quedado muy lejos de su techo de 2 millones de votos (1,6) y tan solo un 39%. Los constitucionalistas un 20%, a pesar de dos muy buenas candidatas… a ojos del resto de España. Y todo ello con un nivel de participación muy parecido al de las últimas autonómicas de 2017.

En cuanto a la debacle del PP. Creo que un aspecto fundamental ha sido la falta de cuajo de su líder. Cuando tienes ansiedad y quieres hacer muchas cosas en poco tiempo, el resultado es que finalmente las haces todas mal. Es curioso comparecer a las elecciones con el lema Valor Seguro, cuando los candidatos de los que te rodeas no transmiten ni de lejos esa seguridad. No puede culpar a la herencia de Rajoy, cuando él ha elegido su propio equipo abjurando del pasado (más de un 80% de renovación). Poner a Zape Egea como tándem dirigente junto a Zipi Casado no parece ser la mejor opción para suceder a Pantuflo Rajoy. El PP decidió convertirse en uno más y precisamente en eso se ha convertido. Además, el futuro no es alentador con designaciones como la de Dolors Montserrat como número 1 al Parlamento Europeo o la de Díaz Ayuso y Martínez-Almeida en Madrid.

Por los extremos, Podemos ha vencido a Vox. En este caso, su millón más de votos ha supuesto 18 escaños adicionales (casi el doble). Si ahora se hiciera una pregunta acerca de qué partido de los dos es más moderado, seguro que la mayoría fallaría a favor de Podemos. Curioso en un partido que prometía asaltar los cielos. Posiblemente sea porque las hipotecas favorecen la moderación… Me alegro de que Vox se haya quedado apenas en la valla del 10%, pero me preocupa que Podemos esté por encima del 14. Eso sí, ahí es dónde va a tener el primer escollo Pedro Sánchez, que podría llevarle a una repetición de elecciones (aunque sea poco probable). El crecimiento electoral del PSOE ha venido de aprovechar el apoyo gratis de Podemos en la moción de censura (sin entrar en el gobierno), lo que le ha proporcionado los focos mediáticos del poder, de los que Ivan Redondo ha hecho uso y abuso. Todo el rédito se lo llevó Sánchez y dudo mucho que Iglesias lo vaya a permitir nuevamente.

Si finalmente queremos dividir por bloques: la izquierda ha obtenido 11,2 millones de votos. La derecha igual. Un empate técnico que se traduce en 165 escaños de la izquierda por 149 de la derecha y 36 de nacionalistas y regionalistas. Ahora esto se ha de traducir en las 12 elecciones autonómicas de mayo, donde (con los datos de estas elecciones) la derecha estaría por delante en Madrid, Aragón, Castilla la Mancha, Castilla y León, La Rioja y Murcia; la izquierda en Navarra, Cantabria, Baleares y Asturias; y todo por decidir en Canarias y Extremadura. ¿Quién dijo aburrimiento?

Éste es el país que tendrá que gobernar Sánchez, con 425 mil votos menos que Rajoy hace 3 años. Panorama tremendamente dividido, aunque aparente ser una victoria abrumadora. Ojalá tenga éxito, aunque mi escepticismo sea elevado. Espero que haga un buen uso del Falcon… y que no le dé por escribir (o firmar) otro libro… o tesis.

7 comentarios en “Generales 2019

  1. Jaime Estévez

    Hola Juan:

    Te felicito por un excelente análisis, bien documentado y perspicaz, con más mérito si cabe con motivo de la distancia. Me permito hacer algunas aportaciones:

    En el recuento definitivo se han contabilizado 26.361.256 votos frente a los 23.874.674 de 2016 (es decir 2,5 millones de votos más). El dato que das del censo electoral es impreciso (me da que sólo has tenido en cuenta el CER – Censo de Españoles Residentes). El censo electoral total se ha incrementado en casi 400.000 votantes entre 2016 y 2019. Puedes verlo aquí: https://www.europapress.es/nacional/noticia-mas-368-millones-espanoles-censo-electoral-proximo-28-abril-20190307130538.html

    Es decir, que descontando el incremento del censo, sigue habiendo 2 millones de votantes que en 2016 se abstuvieron y ahora han salido a votar, movilizados en gran medida por el miedo/rechazo a un posible gobierno del que formara parte o fuese condicionado por la ultraderecha.

    Como has indicado con gran acierto al comienzo de tu post, Andalucía es la mejor metáfora lo ocurrido. Se han movilizado un millón de votos adicionales en auxilio principalmente de Sánchez (+560.000) aunque también ha crecido alarmantemente VOX (+220.000, lo que representa un 50%más de votos frente a las autonómicas). El resto de partidos en Andalucía, en porcentaje de voto, tienden claramente a la baja. Curiosamente Podemos saca mucho mayor partido en escaños de Andalucía porque tiene una distribución más uniforme de sus votos en las ocho circunscripciones y singularmente en las más pobladas (Sevilla, Málaga y Cádiz). Vox, por su parte concentra sus votos en el xenófobo litoral de invernaderos de Almería (20%) y Granada (15%), con una aportación en escaños sensiblemente menor.

    A nivel de toda España, confieso que me hice un cálculo rápido la misma noche electoral: los 3,6 millones de votos que ha perdido el PP coinciden con la suma de 2,6 millones obtenidos por Vox y el millón adicional recabado por Rivera. Es decir, como bien indicas, la derecha sigue obteniendo los mismos votos que hace 3 años. Si la participación hubiera sido similar a entonces (66%) ahora tendríamos gobierno conservador de derechas. Este análisis previo de Sigma2 en El Mundo ya lo explicaba hace unos meses: https://www.elmundo.es/espana/2019/02/19/5c6b45e2fc6c8313288b46e2.html

    Sin embargo, la clave está en que han salido a votar dos millones de españoles que en condiciones normales se hubieran abstenido pero que estaban asustados por el experimento de Andalucía y han decidido votar a lo que han considerado más útil para frenar el eventual tripartito. Así es como pienso que han votado esos abstencionistas frustrados:

    + 1 millón al PSOE (el otro millón de coincide con el que ha perdido Podemos y confluencias)
    + 400.000 a ERC
    + 110.000 a PNV
    + 80.000 a Bildu
    + 60.000 a CC
    + 50.000 a PRC
    + 110.000 Front Republicá (Dante Fachin)
    + 65.000 PACMA
    + 15.000 JxCat

    En buena parte de las circunscripciones estos partidos que se han visto beneficiados por esta afluencia de votantes eventuales han ocupado la primera o dos primeras posiciones, condenando a PP, Ciudadanos y Vox al ostracismo de la Ley d´Hondt, provocando una menor asignación de escaños en tanto que fuerzas minoritarias en muchas provincias. Es decir, que a pesar de la fragmentación de la derecha, el efecto ‘Andalucía’ podría haberse repetido de no haber contado con esos 2 millones de votantes no habituales. El mejor resumen lo hizo Jordi Evole con un breve tuit en la misma noche electoral: https://twitter.com/jordievole/status/1122589786341040128

    Por último, y casi en modo anécdota, confieso que en plena noche electoral estuve pendiente de tuitear: «Entra en el Congreso de los Diputados el primer partido musulmán». Su líder es Mustafá Aberchán y se quedó a unos pocos centenares de votos de conseguir escaño, tras tenerlo asignado durante la primera mitad del escrutinio: https://es.wikipedia.org/wiki/Coalición_por_Melilla
    Hubiera sido un curioso guiño a Houellebecq https://es.wikipedia.org/wiki/Sumisión_(novela)

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tu comentario, Jaime!

      Y muchas gracias por el dato del censo. Me sonaba raro, pero me equivoqué al no corroborarlo, por lo que el post ha ganado mucho con tu aportación! Miré los datos que aparecían en las páginas de resultados, pero ciertamente no se completaba el dato del censo de ausentes.

      El escaño del CpM (tendré que leer Sumisión!) hubiese sido el más barato de la historia, con 7.000 votos que obtuvo (un 20%). Lo que es innegable es que la sociedad está cambiando y que soluciones cada vez más segmentadas y menos centradas no van a ayudar a España.

      La última curiosidad, se suele indicar que los cambios de gobierno se produce no porque lo gana la oposición, sino porque los pierde el gobierno. En este caso quien lo ha perdido ha sido la oposición, en las elecciones más anárquicas de la historia, con un gobierno de hace 8 meses que no se ha presentado (sus propios compañeros lo han enterrado) y otro que ha estado ausente (ya que su líder no ha ofrecido tampoco garantías en este periodo)

      Eso da miedo, ya que no se ha votado ningún proyecto… Aun así, esperemos que sea una buena legislatura… por nuestro bien!

      Un abrazo

      Me gusta

  2. Pingback: A trabajar – Zihuatanejo

  3. Pingback: A setas o a Rolex – Zihuatanejo

  4. Pingback: Duelo gastronómico – Zihuatanejo

  5. Pingback: The Sound of Silence – Zihuatanejo

  6. Pingback: No hay dos sin tres – Zihuatanejo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s