El voyeur

Si los hombres feministas follan mejor y los orgasmos son más intensos con los calcetines puestos, un póster de Pablo Iglesias en pelotas (pero con los juanetes ocultos) sería una exitosa fuente de estimulación para mujeres solitarias en busca de autosatisfacción. No obstante, tengo la intuición de que hay un error en el silogismo y no haría fortuna si invirtiese mis ahorros en la venta de ese tipo de afiches.

Una persona necesitada de excitación tiene que buscar bien su fuente de inspiración o el resultado puede ser frustrante, con la trágica consecuencia de pérdida de lívido por tiempo indeterminado. Ahora nos quieren vender que la estimulación para superar el histórico conflicto catalán está en la figura de un relator, a quien el vicepresidente de la Generalitat lo ha definido en una entrevista como la persona que ha de poner aceite para facilitar las cosas.

Pero por mucho aceite, lubricante o vaselina que se aplique, sin atracción entre las partes y voluntad de llegar al clímax no hay facilitador que valga. En caso de frigidez extrema en uno de los miembros de la pareja, será muy complicado encontrar el placer por muy esforzado o feminista que sea el voluntarioso amante. Ya sé que hay personas que encuentran el placer por vías recónditas, pero lamento ser más clásico y no encontrar interés en el sadomasoquismo como camino hacia el orgasmo.

El hecho de compartir mesa redonda o cama de negociación con alguien que ha mostrado repetidas veces repugnancia hacia ti, que te desprecia y te considera una bestia tarada con forma humana, me parece una soberana pérdida de tiempo. Que te azoten hasta sangrar va más con el erótico modelo de calcetines y coletas (quien estaría encantado de mediar) que conmigo. Si además la pareja está en un proceso judicial por malos tratos contra el 50% de la población catalana al haber pisoteado sus derechos e intentar dar un golpe de estado, el plan deja de tener excitación alguna.

Para mayor escarnio, se trata de una bacanal exclusiva (y excluyente) en la que no puede participar el principal partido catalán por mera dignidad. Me parece más bien que el resultado de la mesa de partidos va a ser un festival del onanismo en el que la verdadera vaselina está destinada a los excluidos de la orgía, a quienes se les querrá sodomizar y hacer pagar la cuenta de las pajas mentales de estos iluminados. Y todo con el sudoroso voyeur Sánchez sonriendo empático desde las sombras de su superioridad moral mientras se entretiene con un arduo trabajo manual… de resistencia. Un ejercicio de masturbación tántrica, con la mano libre sujetando un espejo para excitarse con su propio reflejo.

Por tanto, el único relator que me pone en este momento es el Tribunal Supremo. Prefiero que primero se juzguen los delitos que presuntamente cometieron los miembros del gobierno de Cataluña hace algo más de un año. Que quede claro de una vez por todas cuáles son las reglas del juego y las bases del respeto a la pareja. Después de eso, si quieren, bailamos. Pero en la pista de baile donde reside la soberanía del pueblo: en los Parlamentos. Y finalmente, si las cosas van bien, nos encajamos… con amor.

9 comentarios en “El voyeur

  1. Pingback: Winter is coming – Zihuatanejo

  2. Pingback: Audaces fortuna iuvat… o no – Zihuatanejo

  3. Pingback: A setas o a Rolex – Zihuatanejo

  4. Pingback: Matrimonios y divorcios – Zihuatanejo

  5. Pingback: Duelo gastronómico – Zihuatanejo

  6. Pingback: Amistades Peligrosas – Zihuatanejo

  7. Pingback: La estatua de Tamar – Zihuatanejo

  8. Pingback: Gafas – Zihuatanejo

  9. Pingback: Generales 2019 – Zihuatanejo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s