Eadem causa petendi (Identidad de causa a pedir)

José María Vázquez Moreno, Francisco José López Cobos, Ángela Bergillos Alguacil, Jordi Raymond Parra, Ciro Morales Rodríguez, Olga Álvarez Juan, Rubén Molina Marín y Carlos Munter Domec. Sus nombres no os sonarán de nada, pero con ellos empezó todo (Piqué dixit).

Son 8 personas condenadas por el Tribunal Supremo a 3 años de cárcel. El 15 de junio de 2011 rodearon el Parlament para impedir la entrada de los diputados catalanes. Querían evitar que aprobasen los recortes sociales que estaban en el orden del día. Ello provocó que Artur Mas tuviese que acceder mediante helicóptero al recinto, mientras la multitud gritaba “No nos representan”. Durante dichos incidentes, no hubo ningún lesionado de gravedad, pero la Fiscalía, el Parlament y la Generalitat denunciaron a los 8, después de ser detenidos por los Mossos.

En la sentencia del Tribunal Supremo se menciona que había dos bienes jurídicos en conflicto: por un lado el derecho de reunión y la libertad de expresión de los manifestantes, y por el otro el derecho de los Parlamentarios a reunirse de acuerdo a la voluntad popular expresada en las urnas. Priorizó el derecho de los representantes legítimos de la voluntad popular. Priorizó que la ley y la democracia están por encima de las protestas de determinadas personas. Y finalmente impusieron la pena que solicitó el Parlament y la Generalitat.

Os copio alguno de los hechos probados en la sentencia (no hay agresiones, no hay lesiones a los parlamentarios)

  • Francisco José López Cobos se interpuso con los brazos en cruz ante Figueres Alba y López Tena y siguió a este último gritando las consignas de la reunión.
  • Ángela Bergillos Alguacil siguió en algún momento a López Tena con los brazos en alto, moviendo las manos, coreando consignas de la manifestación.
  • Jordi Raymond Parra, al tiempo que desplegaba una pancarta para exhibir una leyenda, pedía que no dejaran pasar a dos parlamentarios, dirigiéndose a varios manifestantes.
  • Ciro Morales Rodríguez fue una de las personas que rodeaban a otro parlamentario, coreando lemas.
  • Olga Álvarez Juan, Rubén Molina Marín y Carlos Munter Domec recriminaron las políticas de recortes de gasto y dijeron a un parlamentario que no los representaba.
  • José María Vázquez Moreno, pintó con un espray, ensuciándolos, la espalda de la chaqueta y el bolso de la diputada Monserrat Tura, aproximándose a ella por detrás, mientras caminaba.

Eran 1.000. Condenaron a 8.

20 y 21 de septiembre de 2017. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ordena que se inicien acciones de investigación en la Consejería de Economía y Hacienda de la Generalitat. Por ese motivo acude a la sede una Secretaria Judicial escoltada por agentes de la Guardia Civil. Su finalidad era abortar un acto ilegal, expresamente prohibido por el Tribunal Constitucional, que se estaba organizando por empleados de la Generalitat (no cargos electos).

Jordi Cuixart y Jordi Sánchez movilizan a masas de personas para impedir que la Secretaria Judicial y la Guardia Civil puedan realizar sus labores. Como consecuencia de esas movilizaciones, los funcionarios que estaban realizando su trabajo quedaron retenidos. Se destrozó material de la Guardia Civil por valor de 135.632 Euros. Los Jordis se mostraron como los interlocutores válidos con la Guardia Civil e indicaron expresamente que ellos eran los que podían terminar con esa situación. Ipse dixit (palabras suyas).

Finalmente, la secretaria judicial escapó por la azotea y se camufló con manifestantes. Los agentes de la Guardia Civil pudieron salir después de 20 horas de encierro, sin agua y sin alimentos, cuando finalmente los Mossos intervinieron para garantizar su seguridad. Su actuación se produjo tras la insistencia de la juez al Sr. Trapero, quien hizo caso omiso de las reiteradas órdenes de actuación que recibió durante esas 20 horas. Por ello, el Sr. Trapero también está investigado.

Una juez ha considerado que los hechos antes mencionados se encuadran dentro de los supuestos recogidos en el artículo 544 del Código Penal “Son reos de sedición los que, sin estar comprendidos en el delito de rebelión, se alcen pública y tumultuariamente para impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las Leyes o a cualquier autoridad, corporación oficial o funcionario público, el legítimo ejercicio de sus funciones o el cumplimiento de sus acuerdos, o de las resoluciones administrativas o judiciales”.

En artículo 545 se mencionan las penas que conlleva el delito, de 8 a 10 años (solo 15 en los casos más agravados). Durum est, sed ita lex scripta est (Es duro, pero así fue redactada la Ley). De momento están en prisión preventiva por riesgo de reincidencia. No están condenados. Afortunadamente, España es una de las democracias más garantistas del mundo, por lo que tienen asegurado un juicio justo. Nemo damnetur sine legale iudicio (Nadie puede ser condenado sin un juicio legal).

Por eso, el acto de la juez está fundamentado de acuerdo a derecho

Para finalizar: Volvamos al SENY. Como decía Ulpiniano “Iures praecepta haec sunt: honeste vivere, alterum non laedere, suum ciuque tribuere”. Los mandatos del derecho son estos: vivir honradamente, no molestar a los demás, dar a cada cual lo suyo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s