Pobres contra pobres

Las noticias de deslocalización de grandes empresas fuera de Cataluña en los últimos días nos muestran la cruda realidad. Los conflictos raramente son de “pobres” contra “ricos”, sino que suelen ser de “pobres” contra “pobres”. Los “ricos” tienen más capacidad para buscar los mecanismos que les permitan reducir el impacto de las pérdidas que les ocasionen los movimientos revolucionarios. Tienen más medios y más mecanismos para salvaguardar sus bienes, su patrimonio y el de su familia y volver a generar riqueza en tiempos de estabilidad. Me parece que el panadero de Sabadell, el peluquero de Pineda o el funcionario de Solsona tienen más complicada su deslocalización.

Ante las atrocidades que se producen en mundo (Siria, inmigrantes ahogados en el Estrecho, pobreza en el mundo…) reaccionamos defendiendo que todos somos seres humanos iguales, con la misma dignidad, con independencia del lugar de nacimiento y/o residencia. Las fronteras no son importantes, lo importante son las personas. Por otro lado, hay manifestaciones en las que se reclama que los “pobres” trabajadores catalanes sufren recortes por tener que subvencionar a los “pobres” vagos andaluces o extremeños, sin reconocerlos como “camaradas” suyos. Lo importante no son las personas, lo importante son las fronteras (que agrupan a las personas que son como yo por aspectos culturales, lingüísticos, económicos o de otra naturaleza)

Curiosamente, quienes rechazan ayudar a los refugiados de otros países (aludiendo a los aspectos culturales, lingüísticos, económicos o de otra naturaleza) son calificados de ultraderecha; mientras que los que los independentistas que indican que se tiene que actuar igual dentro de un mismo país encuentran mucha más comprensión en parte de la sociedad. Conflictos como éste, que está creando el nacionalismo, se convierten en un drama para parte de la izquierda.

Si uno repasa el himno de la izquierda creado en las revoluciones del siglo XIX, La Internacional, dice frases como “Agrupémonos todos en la lucha final, El género humano es la internacional” (versión comunista) o “El hombre del hombre es hermano, derechos iguales tendrán, la tierra será el paraíso, patria de la humanidad” (versión socialista). Se podrá cantar con el puño izquierdo en alto o con el derecho, en catalán o en alemán, pero el mensaje es nítido y claro.

Ser nacionalista y ser de izquierda es la mayor contradicción que existe en este mundo. Por eso, hay mucha gente de izquierda que se está manifestando este fin de semana en contra de la secesión. ¡Gracias!

12 comentarios en “Pobres contra pobres

  1. Pingback: Investidura o “embestidura”, ésa es la cuestión – Zihuatanejo

  2. Pingback: Continuará… – Zihuatanejo

  3. Pingback: Empatía – Zihuatanejo

  4. Pingback: A trabajar – Zihuatanejo

  5. Pingback: Inmunipunidad – Zihuatanejo

  6. Pingback: Posverdad en Cataluña – Zihuatanejo

  7. Pingback: Gafas – Zihuatanejo

  8. Pingback: Roscón – Zihuatanejo

  9. Pingback: Hora punta en el Metro – Zihuatanejo

  10. Pingback: Generales 2019 – Zihuatanejo

  11. Pingback: El valor – Zihuatanejo

  12. Pingback: Zenón, Aquiles y la tortuga – Zihuatanejo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s