Plebiscito por la paz. Colombia

Creo que, en el plebiscito de ayer en Colombia, la oportunidad del SI en el referéndum por La Paz era la mejor opción. Es urgente que se pueda alcanzar un acuerdo para que todos los focos que se han puesto en Colombia sean rentabilizados por los colombianos, para así lograr un despegue definitivo como una potencia en Latinoamérica que, por recursos y potencial de su población, tienen.

Toda la sociedad internacional se movilizó por el SI, desde el Secretario General de la ONU, de la OEA, el rey emérito de España, altos mandatarios de todo el mundo (Estados Unidos, Rusia, Latinoamérica…). Esperemos que esta movilización ayude para que se encuentre el camino a La Paz, tanto tiempo deseada. Y que Colombia sepa aprovechar el nuevo camino que se abre.

Es cierto que el acuerdo era imperfecto y que había una serie de puntos muy mejorables (impunidad, elección directa de congresistas por el mero hecho de haber pertenecido a las FARC, creación de tribunales ad hoc o elección de jueces por parte de las FARC), pero de cara a futuro hay una serie de aspectos a tener en cuenta:

  1. Se ha dicho NO a este acuerdo de paz. Es diferente a decir NO a la paz.
  2. En las zonas de conflicto el SI ha sido mayoritario.
  3. El enemigo sigue siendo las FARC. El NO del referéndum no da ninguna legitimidad a las FARC para volver a matar, secuestrar o lucrarse con el narcotráfico.
  4. No puede producirse una división entre los partidarios del SI y del NO. Nadie quiere la guerra.
  5. Esperemos que se abra un nuevo proceso de negociación, en el que se puedan recoger algunas de las exigencias del NO y poder lograr una paz más justa.
  6. Una vez la guerrilla se avino a negociar (y a disfrutar de los beneficios de la tregua), tiene menos incentivos para volver a las armas

Es muy importante una reflexión acerca de las cesiones que todos y cada uno de nosotros estamos dispuestos a hacer para lograr el perdón o la paz ante una grave ofensa recibida. En el día a día, el rencor, el orgullo y el querer vencer a toda costa pueden evitar un bien mayor, que es la reconciliación. Si eso lo trasladamos a un proceso de paz, puede hacer que se entiendan mejor las posturas y razones de todos.

Cada uno puede tener su propio grado de tolerancia, pero es fundamental que se abran nuevas negociaciones, se logre el fin de la guerra iniciada por las FARC, con la suficiente grandeza por parte de la sociedad colombiana, y una PAZ definitiva y duradera.

Un comentario en “Plebiscito por la paz. Colombia

  1. Pingback: Gafas – Zihuatanejo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s